Blogia

A mal tiempo buena cara

Veamos qué tienes de trabajador social

Os cuento una historia real, nada rara hoy en día.

Nos encontramos en la calle a un viejo conocido. De estas personas a las que conoces de hace tiempo, aunque nunca tuvimos mucha relación con él. Nos dijo que llevaba mucho tiempo sin trabajo, y que le habían cortado la luz. Le dimos el dinero que debía de la electricidad. Todo el mundo te dice que no des dinero. Seguro que no lo hubiéramos hecho si hubiera sido un desconocido. Pero a veces se dan ciertas circunstancias que te pillan totalmente de sorpresa.

En nosotros está el involucrarnos con las personas que nos necesitan o hacernos los suecos. A mí en concreto me han pedido ayuda y no la he negado, ayuda que no siempre ha sido dinero. Tampoco hay que ir de héroe por ayudar. La ayuda al otro no tiene que ser nada extraordinario. ¿Qué hubiera sido de los hombres si todos hubiéramos ido por libre? Seguramente no estaríamos aquí.

Aunque vivamos en el barrio más rico de la ciudad, tengamos un buen trabajo y nuestra familia y amigos no necesiten ayuda, no hemos de olvidar que estamos rodeados de personas a las que debemos procurar bienestar. Si tenemos un compañero de trabajo que siempre contesta con mal humor cuando te acercas a hacerle una consulta, ni qué decir tiene que esa persona está sembrando a su alrededor un ambiente de malestar.

El Trabajo Social es una profesión asociada a las personas necesitadas cuyo objetivo es proporcionar bienestar. En este sentido, con o sin el título universitario, todos somos, en parte, trabajadores sociales. Todos tenemos personas a nuestro alrededor y a ellas debemos dar lo mejor de nosotros.

No tienes por qué estar de acuerdo conmigo. Simplemente cuestiónate tu actitud hacia los que te rodean.

Ciertos modelos universitarios

Hace unos cuarenta años que existe y todo el país la conoce. Es nuestra universidad nacional a distancia.

Ni qué decir tiene que cumple una gran labor, ya que acerca los estudios universitarios a personas que tienen imposible la asistencia a clase. Además, no se necesita una nota de corte para acceder a ella, como suele ocurrir con las universidades presenciales. Y, por lo que me consta, los extranjeros tienen bastante más fácil el acceso si lo comparamos con las universidades presenciales. En estas últimas se les exige una prueba de competencia lingüística, cosa que no ocurre con la modalidad a distancia que nos ocupa.

Reconozcamos una cosa: Tiene que ser muy difícil la gestión en esta universidad, fundamentalmente debido a su elevado número de alumnos. De todos modos presenta una serie de deficiencias. Y aquí el número de alumnos no me parece una excusa.

  • El precio.

Las tasas son como las de cualquier universidad pública. El problema son los libros que se deben comprar para estudiar las asignaturas. Su elevado precio hace que el coste de un curso académico se duplique con respecto a la universidad presencial, no tanto, pero no está lejos. Me resulta incomprensible que valga más de treinta euros un libro con encuadernación rústica, papel normal y corriente, todo en blanco y negro, como así ocurre.

  • La coordinación tutores de los centros asociados/docentes.

Más de una vez ha sucedido que los tutores están faltos de información acerca de su asignatura. Como ejemplo concreto, a veces los tutores de los centros no saben si los trabajos de evaluación continua se les tienen que entregar a ellos o al equipo docente, que se encuentra en Madrid. Lo cuál provoca una gran incertidumbre en el alumnado.

  • La atención dispensada por los equipos docentes.

Existe una plataforma virtual donde podemos plantear nuestras dudas. Pues bien, no todos los profesores contestan nuestras dudas. Incluso en algunas asignaturas no contestan ni una sola vez. ¿Para eso se paga una matrícula?

  • Las pruebas de evaluación continua.

Si haces un trabajo para una asignatura ¿no te parece normal que sume para el cómputo global de la nota? Pues no siempre es así en esta susodicha universidad.

Para que cuente la nota del trabajo lo normal es que el examen esté aprobado. Hasta ahí bien. Pero… puedes aquí encontrarte con asignaturas donde se debe sacar un notable en el examen para que el trabajo se tenga en cuenta. Con lo que la influencia del mismo puede ser nula.

Otra posibilidad que se da bastante es que, si realizas el trabajo propuesto, la nota de la asignatura será un 75% la del examen y un 25% la del trabajo. Un ejemplo: Haces el examen y el trabajo. El examen es tipo test, contestas todas las preguntas bien, por lo que tienes un 10. Entonces, como en el trabajo no te hayan puesto un 10, tu nota global será más baja que el 10 del examen, encima de que te has esforzado haciendo el trabajo. Si a alguien le parece normal que un trabajo le baje la nota del examen, estoy abierta a todo tipo de explicaciones.

  • Los modelos de examen.

A veces puedes tener exámenes tipo test. Pero según la asignatura esto no es así para todos. Puede ocurrir que los exámenes de la asignatura X sean tipo test en España y Europa. Pero que sean de preguntas a desarrollar en centros penitenciarios, África y América. Me pregunto por qué esta desigualdad, por qué no se evalúa de la misma manera a unos alumnos que a otros.

Conclusión: No cabe duda de la gran labor de la universidad a distancia. Pero tiene unas carencias extremadamente flagrantes. Todo depende de la carrera y de los equipos docentes. Pero creo que muchos de los estudiantes de las carreras de ciencias sociales estarán de acuerdo con esta entrada.

Escuelas públicas y concertadas. Muchos interrogantes

A estas alturas de la película no me voy a poner a deliberar acerca de qué colegios son los mejores, los públicos o los privados/concertados.

Aunque no siempre ha sido así, hoy por hoy no hay diferencias notables entre el profesorado de unos centros y otros. Los profesores de la pública han tenido que pasar una oposición. De manera a veces un tanto despectiva se dice que los de la concertada han sido puestos “a dedo”. La realidad es que no son unos mejores que otros. El concurso-oposición es una manera de seleccionar a los empleados públicos. Lo cuál no significa en absoluto que estemos de esa manera seleccionando a los mejores. Por ejemplo, en el Reino Unido no existen las oposiciones. Vayamos ahora a los ingleses a decirles que nuestros profesores de la escuela pública son mejores que los suyos.

La existencia de la escuela concertada puede parecer un tanto chocante, especialmente si tenemos en cuenta todo lo que se ha expandido últimamente la educación pública. Os invito a hacer un ejercicio. Podéis buscar en internet las páginas web, en su mayoría encontraréis, de los colegios que más os suenen, tanto públicos como concertados. Yo lo he hecho y he llegado a la conclusión de que España no es un país donde históricamente se haya favorecido la educación pública. Por lo que puedo ver en mi entorno próximo los colegios con más solera, con más historia, son los concertados. He encontrado actuales concertados que datan de los años 30 y 40. Muchos de los públicos que he mirado empezaron su andadura en los años 60 y 70. Así, es bastante normal que los colegios que tengan la mejor fama sean los concertados. Son los más antiguos, los que más conoce la gente, los que en su día fueron establecidos para satisfacer una necesidad que el Estado no satisfacía. Hay quien quiere llevar a su hijo al colegio de la orden religiosa tal porque él fue allí y salió muy bien preparado.

Lo más sangrante de la escuela concertada es el dinero. Parece que por ley un colegio concertado no puede exigir una cuota por la enseñanza obligatoria. La realidad es que por los conceptos que sean, en los colegios concertados siempre hay que pagar. Cada colegio tiene sus montantes dinerarios a solicitar. El quid de la cuestión ya no es simplemente el hecho de tener que pagar, sino el saber en qué se emplea el dinero que se está pagando. En general sabemos que los concertados reciben dinero para los sueldos de los profesores y algo más. Pero luego están las cuotas. La contabilidad no se hace pública, lo cual hace que las familias puedan dudar e incluso desconfiar.

Cuando hay dinero por medio este se convierte en protagonista. Si no me creéis haced la prueba. Cuando llegue febrero/marzo, id a las jornadas de puertas abiertas de las escuelas. Elegid una pública y una concertada. En ambas, el que se encarga de la presentación hace y dice cosas similares. Pero lleguemos al turno de preguntas y veréis que en la concertada el tema de los pagos ocupa el ochenta por cien del tiempo de la ronda de preguntas.

Una última consideración: Que nadie me venga con la canción de que la educación en España es gratuita. No hay más que ser padre y comprar obligatoriamente los libros de texto. Sí que existen países donde los libros son gratuitos, donde la educación es más barata que en España.

Pública sí, gratuita no. Por mucho que lo diga la ley de leyes o el que te dé la gana.

La culpa la tienes tú

Dice Paul Krugman en su libro de Fundamentos de Economía (Krugman, Wells, Grady), que uno de los principios de la economía de mercado es lo que se conoce como interacción. Este es uno de los principios básicos. Que no tiene nada que ver el hecho de que el señor Krugman ganara el Premio Nóbel de Economía. En cualquier libro de esta disciplina nos encontraremos con esto. Simplemente aprovecho para recomendar su libro por lo ameno que resulta el aprendizaje con él.

¿A qué se refieren en la ciencia económica con interacción? Se refiere a que las oportunidades de cada individuo, y sus elecciones, dependen mucho de las elecciones que hacen los demás. Por tanto muchas veces sucede que el resultado final de las decisiones individuales puede ser muy diferente de lo que el individuo pretendía. Uno puede tomar la decisión de montarse una empresa. Puede hacer todo lo posible para conseguir clientes, pero esto no significa que los vaya a conseguir. Por mucho que uno se mate, la decisión última de comprarte o no es del cliente. Así tenemos empresas que funcionan bien y otras que no funcionan y tiene que cerrar.

¿Conocen este principio muchos orientadores laborales, coaches y ciertos conferenciantes?  Si no lo conocen deberían, ya que están hablando de temas de empleo, y el mundo laboral se comporta en parte como una economía de mercado. Ya sabéis, oferta y demanda.

Últimamente voy leyendo bastantes cosas en la red que muestran una total falta de empatía hacia las personas que lo pasan mal. Especialmente por los desempleados, ahora que está el tema de moda. A veces son orientadores, o gente que se dedica al coaching, y también a veces son personas que conservan su trabajo.

Por supuesto, ellos no se han quedado en paro porque se lo han currado muchísimo y los desempleados son unos vagos.

Por supuesto, hay que ser muy positivo, dicen por ahí. Es cierto, pero por muy positivos que seamos ¿es que no podemos ir a una entrevista de trabajo y el entrevistador no puede juzgarnos como le de la gana? ¿O la culpa de que nos juzgue es nuestra porque no somos lo suficientemente positivos?

En definitiva, que la culpa de lo que nos pasa es nuestra.

No digo que a veces esto no sea cierto. Un alcohólico empezó a beber porque le dio la gana. Quizá muchos digan que él está como está porque se lo buscó. Y a mirar hacia otro lado. Otros le echarán una mano. Porque como persona lo merece. Porque quizá la culpa no fue solo suya. 

El INJUVE ¿te suena?

El INJUVE ¿te suena?

Seguramente habrás oído hablar, sobre todo se eres joven, del Instituto de la Juventud de tu Comunidad Autónoma. Existe también un Instituto Nacional de la Juventud para toda España. Es lo que se conoce como el INJUVE. ¿Sabes lo que es? Si no es así, aquí tienes una explicación.

El INJUVE es el órgano principal de elaboración y desarrollo de las políticas públicas destinadas a la juventud.

La actuación del INJUVE está presidida por tres principios generales:

-     Promover la igualdad de oportunidades entre jóvenes.

-   Propiciar la participación libre y eficaz de la juventud en el desarrollo político, social, económico y cultural de España.

-     Impulsar la colaboración con los restantes departamentos ministeriales y demás administraciones públicas cuyas actividades inciden sobre los jóvenes.

Para cumplir dichos fines se plantea las siguientes funciones:

-     Cooperación entre administraciones públicas en materia de juventud.

-     Fomento de comunicación entre jóvenes, análisis e investigación sobre la realidad juvenil.

-   Promoción de la participación en el Consejo de la Juventud.

-  Fomento de la cooperación territorial en el desarrollo de políticas de juventud.

INJUVE ha ampliado y diversificado su actividad en diversas áreas:

-  Ejecución de la política del ministerio en colaboración con otros departamentos ministeriales y administraciones públicas competentes en materia de juventud.

-         Promoción de cultura y capacidad creativa para favorecer la continuidad del desarrollo creativo y profesional y ofrecer a los jóvenes y a la sociedad el disfrute de la cultura y la difusión de sus valores. Para ello se organozan las siguientes actividades coordinadas con las Comunidades Autónomas: Muestra de Arte Joven, certámenes de fotografía, comics, vídeos, premios, circuitos de música joven. Existe la Red de Espacios para la Creación Joven, lugares de encuentro para jóvenes con inquietud creativa donde cuentan con medios de difícil acceso.

-  Fomento del asociacionismo juvenil y participación en movimientos asociativos internacionales, a través de apoyo técnico a asociaciones y concesión de subvenciones. Los programas correspondientes a esta área son Jóvenes Cooperantes y Campos de Trabajo.

-    Desarrollo y coordinación de un sistema de información y documentación de la juventud. Se trata de acercar a los jóvenes la información de todo lo que les afecta e interesa a través de la red de servicios de información juvenil. Destaca también la actividad en publicaciones informativas y guías, p.ej. la Guía INJUVE.

-     Fomento de las relaciones de cooperación internacional entre la juventud. INJUVE está integrado en Eurodesk, servicio para mejorar el conocimiento y difusión de acciones y programas europeos entre jóvenes y profesionales que trabajan con ellos. Se plantean igualmente relaciones de intercambio y asociacionismo internacional.

-     Emancipación: Destaca el Programa de Emancipación Joven, para facilitar el acceso a un empleo y vivienda digna a los de 16 a 35 años. La Oficina Virtual de Emancipación Joven cuenta con información actualizada sobre empleo y vivienda y con herramientas dinámicas que permiten a los jóvenes obtener asesoramiento y respuesta a sus consultas. INJUVE colabora con los responsables de juventud de CCAA para poner en marcha una red de Oficinas de Emancipación Joven, a fin de consolidar muchas de las actuaciones de empleo y vivienda ya existentes.

INJUVE establece relaciones de cooperación con los órganos autonómicos en política de juventud en las actuaciones mencionadas, intercambio de jóvenes en ámbitos nacional e internacional, elaboración de estudios sobre la población juvenil y el fomento del turismo juvenil (red Inturjoven de albergues y campamentos).

Después de esta explicación, viene la parte real del asunto. Actualmente, con los recortes y demás, el INJUVE se ha visto seriamente afectado. Se le destina muy poco presupuesto. Sus líneas siguen siendo las descritas pero con muy poca actividad. Triste, pero así es.

Fuente utilizada: SERVICIOS SOCIALES PÚBLICOS. Autores: Carmen Alemán y cols. Editorial Tecnos (UNED).

Muchas gracias a mi compañero y amigo Diego Navarro por asesorarme en esta entrada.

Colegios .... ¿bilingües?

Colegios .... ¿bilingües?

¿Es importante que sepamos inglés? Todos conocemos la respuesta. Saber un idioma es escribirlo correctamente, comprenderlo y hablarlo. Si uno de estos pilares falla, no podemos considerar que realmente sepamos un idioma.

En los colegios se quiere potenciar esto cada vez más. El problema es cómo.

Ya me gustaría a mí saber la manera de hacer esto para que los niños acabaran la primaria sabiendo inglés de verdad. Simplemente aquí voy a limitarme a exponer y a opinar sobre aquellos pasos que en mi región se están dando hacia el bilingüismo. Voy a escribir opiniones mías y otras que no lo son pero están en la calle.

Para empezar, a los niños ahora se les enseña inglés desde los tres años en el colegio, que es mejor que empezar a los once, como me tocó a mí. Tenemos también más recursos audiovisuales al alcance de todos. Es sencillo encontrar en YouTube (por ejemplo), vídeos en inglés para todas las edades para que los chicos se acostumbren a escuchar.

En cuanto a los colegios bilingües de mi región, decir que existen tres modalidades de bilingüismo:

-         La que llaman currículum integrado

-         CILE2

-         CILE1

Sigamos. De estas tres modalidades la que más vale la pena es la primera porque es la que tiene un convenio con el British Council. Por tanto, es la que tiene más horas semanales en inglés y además se cuenta con profesores nativos.

Las otras dos modalidades, en comparación con esta primera, son como comparar al Manchester Utd con el equipo de fútbol de la Canal de Berdún, sobre todo la CILE1. Esta última es la que menos horas tiene de idioma extranjero. Ni CILE1 ni CILE2 cuentan con el apoyo del British Council. Se trata de soluciones que se han puesto para no quedarse atrás. En principio no cuentan con profesorado nativo.  

Durante el curso académico 2012/13 se dio la oportunidad a todos los colegios no bilingües de serlo, aunque no todos cumplieron los requisitos. Por lo que sé, a los profesores se les exige un nivel B2  para impartir clases en inglés. Hay quien dice que no es suficiente, aquí tampoco me voy a pronunciar ya que todo es relativo. De hecho hay españoles que llevan mil años en un país anglosajón y no tienen ningún título que acredite su nivel. Desde mi experiencia simplemente opino que no se aprueba un B2 por la cara bonita. El problema es que por muy buen nivel de inglés que tenga un no nativo, siempre tendrá acento no nativo, y eso será lo que los chicos aprenderán.

Otra de las críticas que ha recibido este acercamiento al bilingüismo es su no obligatoriedad de que los colegios empiecen con él desde educación infantil. Se puede comenzar el programa bilingüe como tal en primaria.

La última crítica que expongo aquí es que este programa bilingüe ha favorecido claramente a la escuela concertada. Esto, como podréis imaginar, se ha dicho fundamentalmente desde los sectores más cercanos a la escuela pública.

Para empezar, es verdad que la mayoría de los colegios bilingües de nueva creación son concertados. Los que critican esto suelen alegar que en la escuela pública los profesores son funcionarios y no se les puede echar, mientras que en la concertada son gente puesta a dedo y se les puede echar si no interesan. En teoría es así, pero yo por lo que conozco, los profesores de la concertada están bastante contentos con sus centros. No echan pestes como la gente que trabaja en una empresa. Sin conocer de primera mano podría decir que son sitios donde no se trata mal a los trabajadores ni se les echa a la calle con la frialdad con que una empresa lo hace. Por otra parte, el bilingüismo British Council no se ofertó a la escuela concertada.

Hay una cosa también importante que no sé si se tiene en cuenta y es, como siempre, la implicación de las familias. No estaría de más que los padres pusieran algún capitulito de Peppa Pig en inglés. Duran solo cinco minutos y además es inglés británico, el que se pretende enseñar en España.

Mi conclusión es que no creo que con este plan los niños vayan a salir del colegio hablando inglés. Tendrán algo mejor que lo que tuvimos los de mi generación pero no se llegará al nivel de los países nórdicos y Holanda. Y es que, como muchas cosas en este país, se quieren cambios pero a coste cero. Como siempre… esto es lo que hay detrás del camino hacia el bilingüismo ideado por la consejera de educación de mi tierra. Y más ahora, con el recorte que ha supuesto, según he leído en la prensa, la eliminación de la colaboración con el British Council. Lo que he leído sobre esto es muy típico de nuestro país: Yo le paso el marrón al vecino y el vecino me lo pasa a mí. La Consejera de Educación dice que el British Council rompió el convenio. El British Council lo desmiente. Es cierto que era un programa caro, pero era muy eficaz. Estaba comprobado que los niños aprendían inglés de verdad. Fue una pena que la mayoría de los colegios no pudieron disfrutarlo. Y ahora es una pena que por tema político se erradique. Para algo con lo que todo el mundo está satisfecho… van y lo quitan. Así son las cosas.

¿Y tú cómo ves a un trabajador social?

¿Y tú cómo ves a un trabajador social?

He descubierto esta foto que me hace gracia. Es de estas cosas que se miran y se interpretan, y cada uno lo hace de forma diferente.

Se trata de que te analices como trabajador social. El que ha confeccionado esta foto no sé si será trabajador social, pero me ha dado qué pensar. Como digo antes, es susceptible de interpretación, como susceptible de interpretación es la profesión de trabajador social, por desgracia.

Comento lo que me ha sugerido a mí esta presentación.

Cómo me ven los usuarios: La foto lo describe perfectamente. Como un pijo con cara amable, ni más ni menos. Triste manera de mostrarse al exterior. Yo no me veo así, y espero que mis usuarios nunca me vean así. Si me ven así es que lo estoy haciendo bastante mal.

Cómo me ve mi familia: No sé cómo interpretarlo. El personaje de Jack Nicholson en "El Resplandor" era tremendamente agresivo. Esa agresividad venía de sus trastornos de personalidad y sus psicosis. En conclusión, tu familia te ve como si estuvieras loco. ¿Te verían igual de loco si en vez de trabajador social fueses informático?

Cómo me ven mis amigos: Hippie total. En esto estoy en parte de acuerdo. Mis amigos me ven como ese personaje loco que quiere cambiar el mundo de una forma totalmente utópica y alejada de la realidad. El hippie de los años dos mil y pico.

Lo que quieren que haga en mi trabajo: Ser el Mesías. Sin ningún género de dudas. Si en tiempos de Jesucristo los judíos esperaban al Mesías para que les liberase de los romanos, figurémonos de quién tiene que librar hoy en día el trabajador social. Qué más quisiera yo que derrotar a estos romanos actuales.

Cómo me veo a mí mismo: No me veo como al Che. Nunca me gustó ese señor. Con todo lo que se diga, jamás me identificaré con alguien que mataba. Pero quizá ese ideal revolucionario, antisistema... eso sí.

Cómo realmente me veo: No me veo como superhéroe cutre. Pero sí como alguien que quisiera hacer más. Pero no siempre se puede y me siento impotente. En parte como este superman salchichero. Que lucha contra el mal pero no puede vencerlo, o al menos no del todo.

Y ahora tú... ¿cómo ves a un trababajador social?

Máster en colegios

Hace unos meses tuve que cumplir una misión decisiva: La elección de colegio. Como la mayoría de la gente, lo primero que hice fue mirar cuáles eran los más cercanos, por comodidad y por baremación. Es importante que el colegio esté cerca de casa o bien del trabajo de los padres si se da el caso. ¿Habéis conseguido alguna vez que un niño de tres años entienda el concepto de “prisa”? Pues eso.

Pensé en buscar por la red opiniones de los distintos colegios, básicamente porque no conozco personas que lleven a sus hijos a cada uno de los trece colegios que me corresponden por proximidad. Bien, he de decir que siempre busqué dentro de lo posible opiniones cara a cara, más importantes para mí que lo que puede encontrarse en esta telaraña de internet.

Pasando al tema de la búsqueda en la red, me encontré puntos de vista que ni de lejos imaginaba.

Para empezar, me encontré bastantes más opiniones de colegios concertados que de públicos. Después está lo que cada uno valora en cuanto al colegio y la educación de los niños. Que es de lo más variopinto y a veces casi inverosímil. Detallo aquí algunas de las cosas que leí, cosas en las que no pensé en un primer momento pero ahí están.

-         En cuanto a colegios concertados, mucha gente tenía un punto negativo hacia los colegios sin uniforme.

-         Vi una crítica negativa a un colegio porque consideraban viejas sus instalaciones (que no creo que lo sean tanto).

-         Había quien valoraba bastante que la comida fuera hecha en el colegio, en lugar de suministrada por una empresa.

-         Alguien dio su punto de vista negativo hacia un colegio porque tenía pocas actividades extraescolares. Esta opinión me dejó offside total. Jamás se me hubiera ocurrido desechar un colegio por la cantidad de actividades extraescolares que ofrece.

-         Por supuesto, y esto no es ninguna sorpresa, los colegios con alto porcentaje de inmigración estaban a caer de un burro.

-         También estaba el tema de los precios. Hubo ciertos colegios calificados como sacaperras.

-         La presencia o no de auxiliares en caso de que haya que cambiar de ropa a los niños. En los públicos suele haber, en los concertados menos, aunque ahora con los recortes están quitándolas en algún colegio público. Luego en este punto viene el si los baños están o no dentro de la clase, que no en todos los colegios es así.

-         Si el colegio es o no bilingüe. Además no todos los centros bilingües son iguales, tanto por el idioma que imparten como por la calidad del programa bilingüe. De este tema habría mucho que hablar.

-         Había algunos, bastante alucinantes para mí, que se empeñaban en el colegio tal. Colegio que estaba en el quinto pino de su casa, en que el solo tenían tres puntos por proximidad y que además está bastante solicitado, con lo que las posibilidades de quedarse fuera eran casi todas. Y como no te den plaza en el colegio de primera opción, Dios te coja confesado.

Finalmente, he de decir que las opiniones cara a cara fueron totalmente diferentes. Ahí la gente me habló más de experiencias con los profesores del centro. Al final es lo más importante. El chico está contento cuando empatiza con el profesor y cuanto más pequeño es el niño más se nota esto. En esta tesitura me decía la gente “con el colegio estoy contento pero no me gusta el profesor que este año le ha tocado a mi hijo”, cosas por el estilo.  

Cuando llegó el momento decisivo de rellenar el papel, puse como primera opción el colegio más cercano a casa. En principio tiene bastantes cosas positivas para mí, aunque no todo es perfecto. Es concertado pero no un sacaperras. Si fuera así nadie se matricularía estando en un barrio humilde como el mío. Fuimos a la jornada de puertas abiertas y nos gustó, se lo curraron bastante. Conozco mucha gente que ha estudiado allí, mayores y pequeños, y hablan bastante bien del nivel impartido. Tiene también un porcentaje no despreciable de alumnado inmigrante. Para mí esto es importante. No se trata de que un colegio soporte un cien por cien de inmigración. De hecho no debería permitirse que eso sucediese. Pero tampoco creo que hoy en día nuestros hijos tengan que crecer en una burbuja “blanca y orgullosa”. Pasear por las calles de nuestro país es ver a todo tipo de personas. Yo también he sido extranjera y siempre me he enorgullecido cuando la gente me preguntaba cosas de España y demostraban que sabían cosas de nuestra historia y nuestra cultura. La multiculturalidad tiene muchas cosas positivas. Además un niño de tres años no entiende de razas ni prejuicios. Sus amigos son sus amigos y punto.

Aquí han quedado algunos temas pendientes (y complejos) que darían para más entradas:

-         La presencia de minorías en la escuela

-         La educación bilingüe

-         Escuela pública / Escuela concertada

Hace un par de días

Hace un par de días, un hombre me paró en el centro de la ciudad. Dijo que tenía una pregunta para mí. Con solo dos palabras me di cuenta de que aquello era más que una pregunta.

Me dijo que llevaba tres años en paro, que le ayudaba Cáritas, que le ayudaba el ayuntamiento... y que estar allí abordando a la gente era algo muy violento para él. Le dí un euro. Son cosas que te pillan de sorpresa. Se me podía haber ocurrido algo mejor.

Me fui... y cuando llegué al semáforo pensé que si no fuera por el apoyo familiar quizá yo estaría como él.

Crisis y no crisis

Os comento cómo me afecta la crisis actual, pero también quería recalcar ciertas cosas que pienso no tienen que ver con la crisis. Son problemas que lleva teniendo este país desde hace muchísimo tiempo. También quería dar un punto de vista algo diferente, el de una persona con carrera universitaria. Más que nada porque lo que suele salir en los medios es que el paro afecta fundamentalmente a las personas con pocos estudios. Bueno, pues también el paro afecta a los universitarios y quiero que esto se sepa.

Estudié la licenciatura en Químicas, terminando a finales de los 90.
Estuve buscando tanto trabajo como prácticas por toda España y no me llamó nadie, ni una sola oportunidad.
Finalmente conseguí trabajo en una empresa que nada tenía que ver con mi titulación. Recibí una carta del INEM, me presenté en la empresa, y casi sin entrevista, resulta que me llaman al día siguiente para empezar a trabajar. Era una oportunidad que no podía rechazar ya que llevaba dos años buscando trabajo relacionado con la química y nadie me dio una sola oportunidad, ni siquiera me llamaron para una entrevista.
Estuve varios años trabajando en dicha empresa. Allí me enseñaron todo lo necesario para sacar adelante mi trabajo y llegué a ser bastante buena como técnico de producto.
Dejé mi trabajo por temas familiares. Viví fuera de España, por lo que tengo buen nivel de inglés y francés. Fuera de España trabajé en una ONG, trabajo que me encantó, pero con una remuneración muy pequeña. Después pude volver. Valoro mucho el poder estar con mi familia y amigos. En el extranjero hay mucha soledad. Estoy estudiando un grado que me encanta y a la vez buscando empleo.
En cuanto a esto último me encuentro en una especie de limbo laboral. Empiezo a tener una edad en la que ciertas personas me consideran vieja. De mi carrera piden una experiencia y requisitos imposibles para mí. No hay sitio para una persona que hace tiempo que acabó los estudios y no tiene experiencia "de lo suyo". He mandado también currículums a empresas relacionadas con mi experiencia pero tampoco llaman. En cerca de dos años buscando trabajo solo he trabajado a tiempo parcial durante tres semanas. Lo demás que he hecho han sido todo clases particulares, pero pocas.

¿Cómo es posible que después de tanto esfuerzo, estrés por exámenes, noches sin dormir y días sin salir de casa, como es posible que después de todo eso no nos merezcamos ni siquiera una oportunidad de trabajar de algo relacionado con nuestros estudios?
Considero que con mi preparación y mis cualidades como persona no merezco esta suerte. Creo que si mirasen más a las personas, si fuésemos algo más que números no tendríamos esta tasa de desempleo que solo se puede calificar de vergonzosa.
Pienso asimismo que en este país están fallando muchas cosas. Quiero aquí describir lo que a mi entender está pasando.
- Las empresas y los centros educativos están a años luz los unos de los otros. Se están ofertando cada vez más titulaciones. ¿Se tiene en cuenta si los empleadores saben para qué sirven esas nuevas titulaciones? Luego decimos que ciertos estudios no tienen salida. Yo creo que allí ocurre que el que los ha creado no ha tenido en cuenta si en el mundo laboral eso va a ser útil o no. Y por otra parte, el que va a contratar tampoco se molesta en actualizarse acerca de los cambios en la oferta educativa.
- Tenemos los colegios, gremios profesionales. Son actores que deberían estar muchísimo más involucrados en el tema del empleo. Cuando se busca empleo lo primero que haces es ir a un orientador. Pero estos te cuentan cosas bastante generales. Llega un momento que lo que queremos es saber cómo está nuestro sector profesional. Y eso es algo en lo que los colegios profesionales deberían estar más al día e informarnos de las posibilidades que hay. Yo he estado colegiada, cuando me marché de España me dí de baja, y de verdad, con esa sensación de que nuestras cuotas las recaudan ¿a cambio de qué?
- Cada vez que hay un profesional trabajando en algo en lo que no emplea la formación recibida durante sus estudios, el Estado está perdiendo dinero. Hay muchos universitarios en puestos de formación profesional, y muchos técnicos de formación profesional trabajando en limpieza pública, reponiendo en supermercados, haciendo trabajos para los que su formación viene grande. Como no hay trabajo para ciertas profesiones, parece que la solución muchas veces está en ocultar tu formación en el currículum. Vaya ironía, estudias algo que te cuesta dinero y esfuerzo para luego tenerlo que ocultar.
- En las ofertas de trabajo se nos piden unos requisitos inalcanzables. Es muy fácil pedir que una persona tenga experiencia y sepa hacer de todo, pero también en las empresas deberían tener voluntad y dar oportunidades a los que no tienen experiencia. A la gente si se le da confianza generalmente no defrauda.
- Hoy por hoy se nos está hablando mucho del autoempleo, de que hay que emprender, se nos dice por activa y por pasiva. He visto que en los módulos de Formación Profesional hay asignaturas relacionadas con esto. ¿Por qué no en la universidad?
- Se da la paradoja de que cuando estudiamos nos preparamos para que el resultado de nuestros exámenes sea lo mejor posible y no dependamos, o dependamos lo menos posible, de la suerte para salir airosos. ¿Por qué entonces en el mundo laboral dependemos tanto de cosas tales como edad y sexo? Debería estar prohibido poner la edad, la foto, el sexo en los currículums porque son datos que sólo sirven para discriminar y que no dicen nada de las aptitudes para el trabajo. Esto ya se hace en otros países, por ejemplo el Reino Unido. Pero en España los estereotipos en contra de los mayores de cierta edad están a la orden del día. Incluso en las ofertas de empleo público aparecen discriminaciones por edad que nadie denuncia, yendo claramente contra la Constitución Española y el Estatuto de los Trabajadores. En definitiva, la idea de muchos empleadores es que una persona mayor de 40 años es vieja. Por tanto, por mucho que esas personas se reciclen y reinvente ¿dónde los van a querer?

En definitiva, no he querido reflejar solo mi experiencia, sino muchas más cosas que deberían servir para que los reclutadores y gente implicada en el mundo del empleo reflexionase. Si todos pensásemos más en el bien común todo cambiaría radicalmente.

¿Feliz Navidad?

Es Navidad, supongo. A mí me la repampinflan estos días cada vez más. Como tiene que ser, empezó siendo una fiesta cristiana para convertirse en una fiesta atea. Regalos, comida a reventar, posterior régimen. La gente lo hace como borregos, hasta los cristianos. Qué ganas tengo de celebrar una Navidad a mi manera, comiendo lo justo, yendo a la misa del día de Navidad o a la del gallo, y punto. Lo demás es alegría artificial.

Además, hay mucha gente que por unas cosas u otras, entre los que me incluyo, lo está pasando mal. ¿Alguien se cree que los que lo pasamos mal podemos tener ganas de celebrar ese tipo de Navidad que consiste en estar alegre porque te lo mandan las lucecitas de la calle?

De todos modos, para los que os vayan bien las cosas, u os identifiqueis con ese alegría por antonomasia, os deseo FELIZ NAVIDAD.

Todo es mentira

Cuántas veces se nos ha dicho, desde que éramos pequeños, que tenemos que estudiar para "ser alguien" en la vida, o más que eso, para encontrar un buen trabajo.

Te pegas la vida inmerso en el sistema educativo, desde los tres años, hasta los veintitantos. Aprendes mucho, te lo tomas con ganas, ilusión, igual a veces te aburres un poco, pero al fin y al cabo estás convencido de lo que haces, es por una buena causa.

Llega el momento de buscar trabajo y es cuando te das cuenta que todo aquello no era lo que parecía. Chocas contra un techo llamado Falta de Oportunidades. Te das también cuenta de que todo aquello que se nos ha vendido es falso. Como cuando te compras un juguete y al llegar a casa te llevas un chasco porque no funciona. Te preguntas para qué todo aquel estrés que has tenido que soportar con los exámenes.

Esto es bastante más serio de lo que parece. Las personas que se encuentran con este techo infranqueable pueden reaccionar de muchas maneras, unas mejores y otras peores. Si tienes amigos, familia, ciertos valores, puedes medianamente superarlo por ellos. ¿Pero que pasa con la gente que no tiene amigos, familia, una escala de valores fuerte, y se encuentra ante la impotencia de tener que lidiar con una sociedad que le ha mentido? Pueden pasar muchas cosas, algunas de ellas indeseables como caer en el alcoholismo, la drogadicción y las bandas callejeras, por poner ejemplos concretos. Esto no es una invención, hay estudios que demuestran que muchas personas de bandas callejeras están inmersas en sociedades que dan falsas expectativas a sus ciudadanos.

Bastante bien está la sociedad española de que este tipo de problemas hoy en día no sean más acuciantes. Porque España es un país que claramente miente a sus ciudadanos. Si un país donde priman los enchufes, se discrimina a los mayores de 45 años, a las madres, no se valora ni el talento ni el compromiso social, pues yo al menos lo tengo claro.

Los "mayores"

Es interesante leer el artículo que salió en el diario Heraldo de Aragón sobre los desempleados mayores de 45 años.

En un país donde la edad sí importa, este colectivo está saliendo mal parado y olvidado por los legisladores. Está más que claro que no se saldrá jamás de la crisis si se desperdicia toda la experiencia de esta gente.

Como siempre, se trata de desprestigiar, ningunear y hasta cierto punto calumniar a las personas. Se dicen muchas cosas de los mayores de 45 años que son absolutamente falsas. Por ejemplo, una de las cosas que se dicen es que tienen menos formación. Rotundamente falso. Está más que documentado que la cantidad de gente menor de 60 años con carrera universitaria es bastante considerable.

A ver si, poco a poco, vamos saliendo a flote y se escucha la voz de los desempleados en medio de esta maraña más falta de democracia que otra cosa

Nueva organización de las fiestas

Y digo yo, para estas fiestas zaragozanas del Pilar, que hay dos ofrendas: La de flores y la de frutos. A la de flores va muchísima gente. Pero al fin y al cabo, las flores se marchitan tras unos días. Qué hacen con ellas, ¿tirarlas a la basura?

A la ofrenda de frutos sólo pueden ir las casas regionales. O conocidos de las mismas que se cuelen en el barullo. Llevan fruta y verdura, que luego van al Refugio Municipal y este distribuye a otros sitios benéficos.

Qué cosa, la segunda ofrenda es solidaria y sólo está permitida a unos pocos. ¿No debería haber más gente en la ofrenda de frutos? Si todo el mundo que pasa en la ofrenda de flores llevara siquiera dos manzanas, o medio kilo de judías verdes, o un paquetito pequeño de lentejas, luego eso se dona y a lo mejor se podría donar a comedores incluso de fuera de Zaragoza. Aunque la organización de todo eso sería mucho más compleja que con el tema de las flores.

Como siempre y como para todo, yo no pinto nada y nadie me hará ni caso. Pero creo que las cosas así tendrían más sentido.

¿Emprender o no emprender?

Este es el consejo que nos dan los supuestamente entendidos en empleo. Un día sí y al siguiente también.

¿Cuántos amigos tenéis que son o hayan sido emprendedores o piensen serlo?

Casi ninguno, ¿verdad? La razón es ese miedo atroz al fracaso que impregna la cultura española. Miedo que parece ser que tenemos que superar. Claro, muchos americanos son emprendedores porque no tienen miedo al fracaso. Los españoles no emprendemos por miedo. Por esa sensación de seguridad que nuestros padres nos han inculcado.

Pero vamos a ir un poco más allá. Monto un negocio. Sinceramente, ¿qué facilidades hay en España para ello? Al menos hasta ahora poquitas. Y digo hasta ahora, porque en este momento hay bastantes sitios, asociaciones de empresarios y entidades que asesoran bastante. Bajo mi punto de vista, también porque ahora es lo que interesa. Como no hay trabajo para la gran mayoría, pues toda la parafernalia de los recursos humanos nos viene diciendo que tenemos que montarnos nuestra empresa.

Ya tengo mi negocio. Al cabo de un tiempo me doy cuenta de que no va bien. Llegó el temido fracaso. ¿Cuáles son ahora mis opciones? Volver a emprender está difícil. Por lo que tengo que buscar trabajo por cuenta ajena.

Crisis aparte, ¿cuándo ha sido fácil encontrar empleo en España? Desde que yo tengo uso razón en esto de la vida laboral se ha discriminado a la mujer, sobre todo con niños, se ha discriminado a los mayores de 40 años, se ha discriminado a los jóvenes por no tener experiencia. No era raro ver que a alguien le costaba un año encontrar trabajo, antes y ahora. Cuando en todos estos países donde hay tantos emprendedores la gente encuentra trabajo como máximo en seis meses, valoran la experiencia sin mirar la edad, hay oportunidades hasta para los estudiantes de humanidades.

Que nadie os haga sentiros culpables por no querer emprender, por tener miedo a fracasar. La culpa no es vuestra sino de la mentalidad de la sociedad en la que os ha tocado vivir, que no sabe valorar a un trabajador, a una persona que se ha pasado la vida esforzándose. Este esfuerzo puede ser de muchos tipos: estudios, trabajo, idiomas, voluntariados, atención a la familia. Pero aquí no se valora nada.

Y, por supuesto, nadie quiere verse con un negocio fracasado a los cuarenta largos porque ya sabemos lo que pasa.

Los "tolerantes"

Vaya por delante que no soy de derecha ni de izquierda. Todos ellos me parecen bastante mediocres, por decir algo suave. Pero, y me he sentido incluso mal al pensarlo, hay algunos sectores de la izquierda que me caen bastante gordos.

Todo el que me conoce sabe de sobra que no me gusta hablar de política y que no soy partidista en absoluto. Pero ya les he escuchado bastante y me tienen hasta el gorro.

Según ellos, todo aquel que no esté de acuerdo con su ideología es un facha. Por supuesto, los de derecha son peor que el diablo. Se las dan de progres, supermodernos chachipiruli, sí, será con ciertos colectivos, porque con los que no piensan como ellos, no hacen más que censurar, hasta insultar. De todo el espectro de ideas políticas actual, representan al colectivo más agresivo hacia sus diferentes. Mucho cuidadito, que el de derecha es el malo y ellos los canonizables.

Como no, se creen con el monopolio de los sentimientos y la solidaridad. ¿Cuántos de ellos dan un 0,7% de sus ingresos a los necesitados? Y no será porque muchos de ellos no se lo puedan permitir. Qué genial es piar cuando el paro no afecta y se vive como se quiere.

Esa gente me satura. Quizá siempre existieron, pero da la casualidad de que desde que llegó el señor Zp se expresan con mucha más agresividad y falta de respeto. No sé si tendrá algo que ver o simplemente será casualidad.

Pequeños comercios

Hace dos o tres meses volví a depositar mi confianza en los pequeños negocios de frutas y verduras, en lugar de comprarlo todo en el supermercado. Esta desconfianza surgió en mí debido a las malas experiencias de mis padres con este tipo de negocios.

Tenía cuatro tiendas en la zona donde solía acudir. Sintiéndolo mucho, ahora ya sólo serán tres.

Recordé las razones por las que mis padres se pasaron definitivamente a los supermercados. En ellos, vas a la sección de frutas y verduras y tú te sirves lo que quieres. En las tiendas pequeñas no, son ellos los que te sirven y a veces algunas cosas que debería darles vergüenza.

Como digo, a mis padres les han pasado cosas de estas varias veces y además con comerciantes a los que perfectamente conocían de haberles comprado en muchas ocasiones. Es una pena que te hagan ciertos feos personas a las que compras tantos días. Personas que yo recuerdo cuando salía de pequeña con mis padres.

Este tipo de situaciones que tanto mi familia como yo hemos vivido no hacen que descalifique los pequeños negocios. Estoy a favor, siempre y cuando sean honrados. De los que sobre todo estoy a favor es de los de comercio justo, lástima que haya tan pocos.

La tele actual

Hace unos meses descubrí a Doraemon. Es un manga japonés de 1969. La gente de mi edad lo veía allá por Indonesia, por poner un ejemplo. Y les encantaba, como ahora a los niños!!!
¿Y de qué va esto? En resumen, Doraemon es un gato-robot que viene del futuro para echar una mano al torpe de Nobita. Doraemon tiene un bolsillo de donde saca de todo. Cuando saca algo del bolsillo me da un poco de envidia, ya querría yo tener un bolsillo igual para ayudar a los que lo necesitan y darles pal pelo a los pijitos privilegiados!!!
He intentado conseguir algún tebeo de Doraemon, pero no lo he conseguido. Preguntando en una tienda, me han dicho que cuando se editó en papel no tuvo mucho éxito. Lo mismo pasó con Pokemon.
Aquí os presento un episodio, espero que os riais un poco con él.

12 minutos

Si tienes doce minutos de tiempo, que es lo que dura este vídeo, échale un vistazo para que veas lo cerca que tenemos las sectas. Y lo peor de todo, lo poco que les paramos los pies, aunque todos pensemos que son una aberración.

Autoempléate

Estoy estudiando con este libro.

Está dividido en nueve temas. El último tema, el noveno, consiste en una descripción de casos prácticos y su correspondiente intervención.

Leyendo uno de los casos, que es de una mujer gitana desempleada, me entra vergüenza ajena. 

Una de las cosas que el trabajador social propone a las señoras gitanas del barrio de la protagonista del caso es que se monten una cooperativa para emplearse a ellas mismas. Es un poco como reconocer que siendo mujer y gitana, no te contratan ni las monjas canonizables. De ahí la idea, pienso, de que las señoras se creen el autoempleo.

Autoemplearse está genial, lo que es vergonzoso es tener que recurrir a ello por no tener ninguna otra salida en vista de la discriminación existente. Por desgracia, esto es así para muchos colectivos de todo tipo.

Hasta que eso no cambie, estaremos tan atrasados como los hombres de las cavernas.

PLATAFORMA ANTIDISCRIMINACIÓN YA!!!!!